miércoles, 6 de julio de 2011



¿Dolor?


¿Pasaste el dolor que la tristeza
de ser menospreciado por los tuyos deja?
¿Oiste el bemol de la vileza;
la que de tus favores su recuerdo aleja?
copiado sin permiso de varonpoeta.com
¿Sentiste en el aire el insidioso
ajenjo que exhalara contra ti, quien amas?
Inverosímil ver ... y pavoroso,
que quién lloró tu pena, sin razón te infama.
copiado sin permiso de varonpoeta.com
Que quién te proveyó piedra de apoyo,
con esa misma piedra te dejara herido.
Que tu consejo diera por escollo 
y por falaz tu fiel abrazo ... ¿Lo has vivido?
copiado sin permiso de varonpoeta.com
¿Han escupido al frente de tus pasos
los mismos labios que a tus mejillas besaran?
¿Tus metas, las tuvieron por fracaso,
los que vehementemente tu lid apoyaran?
copiado sin permiso de varonpoeta.com
Dime si te faltaron
los que tú sostenías,
o si te traicionaron,
de aquellos que ocuparon
espacio, cuando presto intercedías.
copiado sin permiso de varonpoeta.com
¿Qué digo? Tú creaste, te negamos.
Dijimos, -nos hicimos a nosotros mismos-.
Nos diste, mas ingratos, te robamos.
-Del humano, la gloria.- Fue nuestro aforismo.
copiado sin permiso de varonpoeta.com
Viniste como siervo; aprovechamos;
pero a distancia ¿nuestros ojos?, despectivos.
Nos respondiste cuando te clamamos,
mas en tu cruz nos demostramos delictivos.
copiado sin permiso de varonpoeta.com
Tus manos que sanaban, horadamos.
Tu rostro sosegado, viles escupimos.
Quitándote la ropa, te humillamos.
Y con alevosía, vinagre te ofrecimos.
copiado sin permiso de varonpoeta.com
Llenamos de dolor tu final hora
y sin embargo fuiste a preparar morada.
Y ante tu merced benefactora,
las naciones resisten, tan desaforadas.
copiado sin permiso de varonpoeta.com
Oh varón de dolores, de espaldas agobiadas,
cuya vida abnegada, por nuestro cambio implora;
cuando miro mis penas, la estilla en mí clavada
y recuerdo tu cruz y luego tu corona,
¿mi tristeza captora? me parece cambiada,
al verla comparada a tu madero ahora...
y al pie de tu martirio, de tu quebranto otrora,
es viento mi tristeza y mi dolor es nada. 



M. Erskine Rivera

COPYRIGHT 2012 M. Erskine Rivera

6 Comentaron...¿te animas? :

Anónimo dijo...

Cuanta verdad en tu poesía, varón poeta. Es tan grande lo que Él ha hecho, que definitivamente no somos merecedores.

¿Cómo calcular ese amor?
-Si en realidad es incontable.

¿Cómo agradecerlo?
-Si no nos alcanzaría la vida entera, ni aun la eternidad para pagar tal entrega, para ser merecedores de su gran sacrificio.

Favor no merecido, "gracia", es lo único que nos hace aceptar una entrega tan inexplicable.

Y al recordar el título que le diste... ¿Dolor?... Cualquier sufrimiento no es comparado en lo más mínimo con lo que Él a causa nuestra padeció.

Definitivamente lo describes tal cual es...
Sabias palabras... "es viento mi tristeza y mi dolor es nada".

Gracias por compartir lo que sale de tu corazón para Él.

Que Dios nos ayude a servirle y a obedecerle como de Él es digno, y nos llene de Su sabiduría para honrarle y adorarle por los siglos de los siglos.

Bendiciones inmensas para tu vida y otra vez gracias.

Erskine dijo...

"¿Cómo agradecerlo?
-Si no nos alcanzaría la vida entera, ni aun la eternidad para pagar tal entrega, para ser merecedores de su gran sacrificio. " Como bien ha dicho, anónimo, ni aun la eternidad nos alcanzaría.

Gracias por su visita, comentario y bendición declarada sobre este cincel de barro.

Rosyfenix dijo...

¿Dolor? Si, por nuestro irreflexivo proceder…

“Nos diste, mas ingratos, te robamos”. Y aún así, “…no abrió su boca”

“…mas en tu cruz nos demostramos, delictivos.”. Y fue en esa cruz donde ocurrió la más grande expresión de amor…

“Llenamos de dolor tu final hora”. Y en su hora final ofreció la vida eterna…

“Y al pie de tu martirio…es viento mi tristeza y mi dolor es nada.”
Excelente cierre. De nueva cuenta me lleva a decir: ¿Dolor? Si, por mi irreflexivo proceder…

¡Valiosa inspiración!

Celebro el Espíritu de Gracia tan hermoso que Dios te ha dado. Una Gracia que se manifiesta de manera tan enriquecedora en lo que escribes porque llevas al lector a reflexionar con acción de trascendencia eterna.

Dios te bendiga más. Él contigo, siempre!!!

Anónimo dijo...

sí, las palabras se quedan cortas al hablar del dolor de Nuestro Amado Jesucristo,y leer tu escrito me pone a pensar... ¿Amaríamos, asi como Jesús lo hizo con nosotros, sabiendo que la aptitud de quien amamos nos causaria tanto dolor? Jesús sabia que parte de amar en algunos casos implicaría desprecio,repudio,dolor profundo, pero no se quedo alli, porque Èl sabe que lo que se hace con y por amor tiene el sello de excelencia, sin importar lo que las personas sintieran, aun cuando el deseaba esa reciprocidad que algunos hemos respondido, Èl tambien sabia que muchos no responderían de la manera que Èl esperaba, pero ver el fruto de su aflicción en ti y en mi y en tantos miles, es para Jesús de sumo gozo.

Nunca olvides ese dolor que por amor Jesús padeció... Dios te bendiga

Erskine dijo...

Rosyfenix, grata amiga, y compañera de las letras, gracias por tu paso.

Trascendencia eterna. Eso nos impele.

Un abrazo.


Anónimo dijo...

Que hermoso sacrificio y profundo en su expresion, las palabras se quedan cortas para tan sublime amor de JESUCRISTO.