jueves, 20 de agosto de 2009

Niño autista.


Niño autista.

En el pasado mes de Mayo, compartía con una pareja joven, padres de dos varones entre las edades de cuatro y seis años.
Uno de ellos, (el menor) ha sido declarado autista, y estaba allí de pie, callado.

Lo estuve mirando. De vez en cuando pasaba mi mano suavemente sobre su cabeza, mientras hablaba con sus padres acerca de Dios y de lo fiel que Él es.

Pasando como 40 minutos, este niño autista, tocó mi mano.
Me incliné para quedar a la altura del pequeño. Hubo algunos comentarios de asombro, cuando el niño, que usualmente es retraido, desconfiado y distante, tomó con sus manitas mi mano izquierda, y como si quisiera comunicarme algo, abría mis dedos, los pegaba a su frente y al despegarlos, los observaba como si en ellos algo hubiera, o algo debiera quedarse.

Traté de leer sus ojitos, mientras mentalmente, le encomendaba a Dios las necesidades de aquel pequeño. Tuvo mi mano entre las suyas por casi 15 minutos.

La mañana siguiente vinieron de nuevo. Él al verme corrió hacia mí. Me dijo algo que no entendí. Se acercó a mi costado, le toqué su carita y sonriendo se dirigíó a lo suyo, el juego.

Comprendí que el hecho de que pudiera contar con mis dedos el dia anterior, como un telégrafo, sobre el cual presionando se envía algún mensaje, produjo en él la sensación de que podía comunicarse sin ser estorbado o celebrado desmedidamente, o ignorado. Además, no dudo, está buscando alguna ayuda y en su propia manera, impuso mis manos sobre sí mismo.

Le presté mis dedos a un niño autista, y esto, me permitió experimentar de primera mano, la lucha del alma humana por hacerse entender, por querer ser libre, y la remuneración al saberse por lo menos...escuchado.


M. Erskine Rivera

COPYRIGHT 2005 M. Erskine

8 Comentaron...¿te animas? :

Anónimo dijo...

La mayor frustracion de algun humano es cuando quiere comunicar algo y no lo entienden. Asi sucede con las personas con alzheimer cuando comienzan a olvidar las palabras que desean decir y no recuerdan. Siempre Dios pone instrumentos como tu que en algun momento hacen de unos minutos un detalle importante en la vida de algunos de estos seres especiales. Y cuan grande es la satisfaccion que sentimos cuando entonces al final entendemos como se sienten ellos realmente. DTB

Erskine dijo...

Me gusta cómo ilustraste una misma situación de incapacidad de comunicación, en las personas que padecen ciertos males. Y si,, es grande esa satisfacción que sentimos al entender lo que tú señalas. Gracias y, bienvenida a este espacio.

BEBA dijo...

No dudo que este angelito percibio esa paz y ese amor espiritual que Dios permite que ud.transmita a todas las personas necesitadas de amor y comprension.Que Dios siempre lo bendiga.

Erskine dijo...

Gracias. En el gesto del niño, Dios también me transmitió varias verdades que atesoro cada día.

Anónimo dijo...

A inicios de febrero inició el año escolar en mi país, soy educadora, y en el periodo de matrícula una madre junto a su pequeño de 7 años llegaron a la institución a inscribirse, ¿normal?... Sí, a diferencia que el pequeño ha sido declarado autista.

La directora del colegio dijo no haber ningún problema en aceptarlo como alumno, pero depende de las maestras qué le impartirán clases, aseguró...

Nos hicieron llamar. En los ojos de aquella madre había una súplica, "por favor, acepten a mi hijo"... Ha transcurrido casi un mes de clases, y en este corto tiempo, Alex ha conquistado mi corazón, lo que más disfruta es tomar mi mano, alzar su pequeño rostro y encontrarse con mi mirada,y sin que pueda expresarlo con palabras, pareciera leerse en su pequeño rostro la frase: "Gracias por dejarme ser yo, gracias por detenerte y prestarme atención"...

Pedagógicamente no tengo ninguna preparación para trabajar con niños autistas, pero recordaba el mensaje que exponía un amigo sobre El Valor de un Alma, el valor que Dios nos asigna y ese valor alcanza a estas hermosas personitas por medio de las cuales, el Señor nos da grandes lecciones.

Gracias por compartir este escrito poeta, lo leí a inicios del año anterior, me ConmoVió, y el efecto del sentimiento me motivó a aceptar a Alex en mi salón de clases.

Disculpas por lo extenso del comentario...

Erskine dijo...

Había leído anteriormente su comentario, maestra; pero hoy, que he estado repasando algo de lo dulce del pasado, vuelvo a leerlo.

Qué grato fué que compartiera, de igual manera, esa experiencia. Lo que tocó de acá para allá, ha sido reciprocado, pues me tocó también que acojieran a Alex.

Gracias. Siempre bienvenida por estos lares.

Anónimo dijo...

Hoy fue mi penúltimo día de clases y me ha traído a varonpoeta el compartir la satisfacción que siento por Alex... Concluyó su año escolar con EXCELENCIA ACADÉMICA!!! Estoy feliz por él...

Sí, se requirió una atención personalizada, pero valió la pena!!!

Erskine dijo...

Felicidades, maestra y a Alex. Imagino la remuneración de alegría en su corazón, al ver esos resultados en ese pequeño. Y debe haber más de uno contento por lo mismo, en esa familia.

Valió la pena.

Gracias por dejarnos saber.